logotype

Historias de barrio

Descubrir el pasado es comprender el presente. La historia es la llave para entender en perspectiva la actualidad. Y en ella nos sumergirnos, para entender en un plano diferente que es esta casa que habitamos, cual fue el recorrido que nos trajo acá y que podría ir pasando en breve.

En el camino nos encontramos con la Revista de Historia Bonaerense del Instituto y Archivo Histórico Municipal, que funciona en Haedo (Estrada 17, al lado de la UGC 2). Gente sabedora de los dones de la historia, muy dedicada al asunto, y que en su Nº 30 le dedicó tres extensos artículos a Manuel Fresco, su gestión y su casa.

Desde ya les agradecemos el trabajo, que iremos compartiendo por entregas, como un regalo para aquellxs que lo quieran.


 http://www.moronhistorico.org.ar/home.htm

Morón en la década de 1930
FRESCO EN LA MEMORIA (Parte 1)

Graciela Saez

El Partido de Morón en la década del 30 constituye un período de predominio conservador, convirtiéndose en un verdadero punto referencial de la política provincial a partir del golpe de estado del Seis de Setiembre. El censo de 1938 nos indica un notorio crecimiento, contabilizándose 65.750 habitantes, con un porcentaje de población urbana del 95%. Las cifras indican la existencia de 181 establecimientos industriales en el distrito. U na fuerte migración, predominantemente interna, que creció a lo largo de tres décadas, transformaría el Morón tradicional - que todavía mantenía algo del tiempo de las quintas de veraneo - en una pujante ciudad comercial e industrial, con barriadas que se fueron formando con la llegada de nuevos pobladores, especialmente obreros.

La “época de Fresco”

El gobierno de Fresco en la Provincia de Buenos Aires se extendió entre los años 1936 y 1940 marcando sin duda un período de características muy definidas dentro de la década. Su influencia política había comenzado años antes, siendo uno de los artífices del golpe de estado del Seis de Setiembre.

Manuel Antonio Fresco (1888-1971) se había graduado en Medicina en 1915. Trabajó como médico del ferrocarril y de otras entidades barriales de Morón, Haedo y Villa Sarmiento. Entre 1919 y 1922 se desempeñó como diputado en la Legislatura Provincial, actividad que repetiría entre 1925 y 1928 y nuevamente en el período 1928-1931. Entre mayo y octubre de 1931 fue Comisionado Municipal en Morón. Más tarde, en 1934, ocupó la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación. En 1936 fue electo gobernador de la Provincia de Buenos Aires, cargo que ocupó hasta 1940.

El hecho de residir en Haedo marcó de una manera muy especial a esta localidad y a todo el Partido de Morón. Su permanente visita a escuelas y establecimientos barriales, su asistencia a numerosos actos públicos, su intervención rápida ante los requerimientos de la población, determinaron una proximidad, que era percibida por los vecinos con agrado y cierto orgullo aunque no fueran de su mismo signo político.

Su casa, conocida como la “Mansión Fresco”, que se encuentra en la esquina de las calles Llavallol y Caseros, constituye uno de los sitios emblemáticos de la localidad. Ha sido declarada Monumento Histórico de la Provincia de Buenos Aires.

Su gestión puso de manifiesto, a diferencia de los gobiernos nacionales de ese período, y de los conservadores tradicionales, una política pública que amplió el rol del Estado. Claros ejemplos lo constituyen el Plan Trienal de Obras Públicas (Ley 4539/37) o la declaratoria de la electricidad como servicio público (Ley 4724/39). Asimismo en lo que atañe a la salud y a la educación, con la implantación de la enseñanza religiosa en las escuelas. También es notorio el intento de organización del ámbito laboral, a través de medidas de signo corporativista.

El autoritarismo, la censura, el fraude electoral y la violencia política que fueran característicos de la década, también marcaron su gobierno. El manifiesto signo represivo se hizo sentir a través de medidas como la prohibición del Partido Comunista y la creación de la Cédula Policial de Vecindad. Manuel Fresco, fiel exponente de las ideas conservadoras y nacionalistas, adhirió a la ideología fascista que imperaba en la época, formando parte de esa generación de dirigentes políticos que gestaron y apoyaron golpes de estado en varios países de América Latina en ese período. Pero es innegable la excelente administración que en muchos órdenes se desarrolló en esos años.

2018  El Transformador / Caseros 200, Haedo / 4659-8757   globbersthemes joomla templates